¿Qué es el juego patológico?

El juego patológico se caracteriza por ser una conducta adictiva, con los siguientes indicadores patológicos.

Según el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, DSM IV., es un  comportamiento de juego desadaptativo, persistente y recurrente, como indican por lo menos cinco (o más) de los siguientes ítems:

  1. Preocupación por el juego (por ejemplo preocupación por revivir experiencias pasadas de juego, compensar ventajas entre competidores o planificar la próxima aventura, o pensar formas de conseguir dinero con el que jugar)
  2. Necesidad de jugar con cantidades crecientes de dinero para conseguir el grado de excitación deseado.
  3. Fracaso repetido de los esfuerzos para controlar, interrumpir o detectar el juego.
  4. Inquietud o irritabilidad cuando intenta interrumpir o detectar el juego.
  5. El juego se utiliza como estrategia para escapar de los problemas o para aliviar la disforia (p.ej. sentimiento de desesperanza, culpa, ansiedad, depresión).
  6. Después de perder dinero en el juego, se vuelve otro día para intentar recuperarlo (tratando de cazar las propias pérdidas).
  7. Se engaña a los miembros de la familia, terapeutas u otras personas para ocultar el agrado de implicación con el juego.
  8. Se comenten actos ilegales, como falsificación, fraude, robo o abuso de confianza, para financiar el juego.
  9. Se han arriesgado o perdido relaciones interpersonales significativas, trabajo y oportunidades educativas o profesionales debido al juego.
  10. Se confía en que los demás proporcionen dinero que alivie la desesperada situación  financiera causada por el juego.

La progresión, la preocupación, la intoleracia a las pérdidas e indiferencia a las consecuencias, son  las características esenciales destacándose las dos últimas como las más típicas del jugador patológico.

Constituye una enfermedad que puede afectar tanto a jóvenes como a personas mayores de ambos sexos.  Es importante saber que la persona que lo sufre puede recuperarse.  Su rehabilitación es un proceso que requiere tiempo y un tartamiento adecuado.

 Signos que indican que estas teniendo un comportamiento NO saludable.

✔     No podes dejar de pensar en jugar.
✔     Cuando  mentís a tu entorno para seguir jugando.
✔     Jugás más veces de las que querías.
✔     Perdés dinero y sin embargo seguís jugando.
✔     Si experimentas problemas en tu circulo social.